miércoles, 30 de mayo de 2012

El desarrollo psicomotor en la etapa prenatal

Aunque podamos pensar que dentro del vientre de la madre el niño/a solo lleva a cabo un desarrollo físico y fisiológico, esto no es así. El feto, al igual que hace cualquier ser humano fuera de su madre, también se desarrolla de manera psicomotora, como mostraremos a continuación.

ETAPA   PRENATAL:
La etapa prenatal es la etapa del embarazo. Dura aproximadamente 38 semanas, 9 meses, medidas a partir del momento de la fecundación o concepción hasta el parto. Aunque, en algunas ocasiones puede finalizar antes y nace, lo que denominamos, un bebé o niño prematuro. 
Durante el embarazo la mayoría de las funciones rutinarias que realizará el cuerpo humano adulto se establecerán. Esta fase es cada vez más considerada como una de las etapas más importantes de la vida de cualquier individuo, ya que es un periodo de preparación, durante el cual el ser humano en desarrollo adquiere las estructuras y practica las numerosas habilidades que necesitará para poder sobrevivir después de nacer.
Para poder explicar de mejor manera el desarrollo psicomotor del feto en esta etapa prenatal es necesario ir señalando el desarrollo físico que sufre también, debido a que para que pueda existir movimiento corporal, por decirlo de alguna manera, debe existir ese cuerpo, esas partes del cuerpo, e incluso esas estructuras internas, que lo lleven a cabo. 


1.      Primer mes de embarazo: La fecundación e inicio de la gestación.
Después de la fecundación, el óvulo fecundado llega al útero y anida en él, “dividiéndose” en dos partes, una que será el embrión y la otra que formará la placenta. El primer mes de embarazo es un mes de desarrollo físico únicamente,  por lo tanto no existe ningún desarrollo psicomotor: no hay cuerpo que pueda producir movimiento o acción, con una única excepción: el corazón, que empieza a latir a las 3 semanas
de la fecundación.
En este mes empieza a formarse:
    - 2º semana: el cerebro.
    - 3º semana: el corazón y los dedos.
    - 4º semana: los ojos, los brazos y las piernas.


2.      Segundo mes de embarazo: 8 semanas de embarazo.
En este mes, el embrión llegará a alcanzar 1,4 cm. de longitud y 1g de peso aproximadamente. 
Durante el segundo mes:
    - Se forma la columna vertebral.
    - La cabeza y el tronco se van definiendo independientemente.
    - El cerebro se divide en dos lóbulos
    - El embrión tiene forma de judía y de ella empieza  a aparecer unas pequeñas 
       protuberancias, que se convertirán en las extremidades superiores e inferiores. 
    - Al final de la sexta semana se distingue la médula espinal.
    - Se van desarrollando el estómago, el intestino, el páncreas, el aparato urinario y los 
      bronquios en los pulmones. Las manos y los pies tienen forma de aletas. Y en la cabeza se 
      distinguen la boca y la mandíbula, y empiezan a aparecer los oídos y los ojos. 

Desde la observación psicomotriz:
El corazón termina por formarse, y aunque es pequeñísimo, late muy rápido, a un ritmo de    140-150 latidos por minutos, aproximadamente (al doble del ritmo que el de la madre).
En esta etapa, el bebé se mueve dentro del saco amniótico, “flota” por él.


3.      Tercer mes de embarazo: 13 semanas de embarazo.
A partir del tercer mes el embrión pasa a llamarse feto, porque sus órganos vitales ya están formados. El aspecto del bebé es cada vez más humano. En este mes alcanza unos 6cm de longitud y unos 18g de peso. También en estas semanas ya es posible detectar si hay anomalías en el feto y si la gestación va bien. 
Durante el tercer mes:
    - La médula ósea y los nervios ya han desaparecido.
    - Los músculos también. Pero están cubiertos por una fina epidermis.
    - Se desarrollan los órganos sexuales.
    - Las extremidades del feto ya tienes rodillas y codos. 
    - Los dedos de los pies y las manos comienzan a separarse, quedando al final de este mes 
      los pies totalmente formados.
    - La cabeza está más redondeada.
    Aparecen los parpados, y las orejas se distinguen claramente.
    - El tronco se extiende y aparecen los primeros cartílagos, vértebras y costillas, y empiezan   
      a crecer.

Desde la observación psicomotriz:
    - El feto se mueve mucho.
    - Aprieta los puños.
    - Dobla las articulaciones, estira y encoge las piernas.
    - Frunce el ceño.
    - Mueve la boca.
    - Gira la cabeza. 


4.     Cuarto mes de embarazo: 19 semanas de embarazo.
En este mes el feto mide unos 16 cm y pesa 135g aproximadamente.
En este periodo el bebé empieza a desarrollar sus sentidos, mediante el tacto siente su cuerpo y empieza a percibir la luz. 
Durante el cuarto mes:
    - Su cara parece más humana.
    - Sus huesos cada vez son más fuertes.
    - Su piel es transparente y pueden verse sus órganos.
    - Los riñones se terminan de formar.
    - Sus intestinos se van colocando adecuadamente en el abdomen.
    - Su cabeza va siendo cada vez más proporcionada con el tamaño de su cuerpo.
    - Las orejas y los ojos ya están perfectamente ubicados (los parpados permanecen 
      pegados hasta el séptimo mes).
    - Tiene pelo en su cabeza, cejas y pestañas.
    - Sus brazos han crecido en estos últimos días.
    - Le han salido las uñas de los dedos de las manos y los pies.
    - Aparecen sus huellas digitales.  

Desde la observación psicomotriz:
    - La médula ósea, el hígado y el bazo producen las células de la sangre del feto.
    - El feto traga líquido amniótico (que se renueva cada 3 horas) y lo elimina a través de las 
      vías urinarias: su función renal y digestiva está en marcha.
    - El bebé empieza a responder a estímulos del exterior, se mueve, gesticula y hasta succiona.
    - Realiza movimientos respiratorios.



5.      Quinto mes de embarazo: 23 semanas de embarazo.
Al final de este mes, el feto podrá medir hasta unos 30 cm y pesar unos 650g.
Durante el quinto mes,
desde la observación psicomotriz:
    - Su piel produce una grasa con la que mantiene su cuerpo a una temperatura adecuada.
    - Los pulmones, el aparato digestivo y el cerebro van madurando.
    - Ocultos en sus encías van apareciendo los dientes de leche.
    - Si se trata de una niña sus ovarios producen más de seis millones de óvulos (cantidad que  
      descenderá a uno o dos millones cuando nazca).
    - El feto ya puede oír, pero distorsionado, al encontrarse en el líquido amniótico.  
    - Empieza a chuparse el pulgar.
    - Sigue teniendo mucho espacio para moverse y es muy activo


6.      Sexto mes de embarazo: 27 semanas de embarazo.
Cuando termine este mes el feto llegará a medir unos 37 cm y pesará 1kg aproximadamente.
El feto sigue creciendo y moviéndose mucho, sin embrago aún sigue siendo de pequeño tamaño y tiene espacio para moverse.
Durante el sexto mes:
    - La piel está arrugada y roja, pero poco a poco se va estirando por la acumulación de  
      grasa. Además, su piel deja de ser transparente, por la queratina.
    - Disminuye la cantidad de vello que cubre su cuerpo (lanugo). 
    - Los pulmones del bebé siguen siendo muy inmaduros y le costaría mucho sobrevivir fuera 
      del útero en caso de parto prematuro. Se forman los alvéolos pulmonares.
    - Los globos oculares casi se han desarrollado por completo, pero el iris no tiene 
      pigmentación hasta finalizar este mes.
    - Entre este mes y el séptimo, ya es capaz de diferenciar la luz de la oscuridad. 
    - Algunos órganos producen sustancias importantes para su vida, como la insulina.
    - Sus papilas gustativas se están desarrollando. 

Desde la observación psicomotriz:
    - Duerme de 18 a 20 horas diarias, pero cuando está despierto se mueve mucho y cada 
      vez responde más a los estímulos que recibe del exterior.
    - Cambia mucho de posición.
    - Tiene hipo.
    - Da patadas y manotazos.
    - Ya es capaz de abrir los ojos.



7.      Séptimo mes de embarazo: 31 semanas de embarazo.
Al final del este mes el feto podrá llegar a medir unos 42 cm y pesará 1,5kg gramos.
Durante el séptimo mes:
    - Su cerebro ha madurado.
    - Los pulmones casi han completado su desarrollo, y empiezan a producir surfactante para 
      que cuando nazca pueda respirar por sí mismo.
    - Los intestinos y el estómago ya funcionan y los riñones están muy desarrollados.
    - El lanugo (vello que cubre el cuerpo) desaparece y la piel del feto se cubre de una capa 
      grasa, llamada vérnix, que la protege.

Desde la observación psicomotriz:
    - El bebé se va moviendo menos, porque ya no dispone de tanto espacio. Pero sus 
      movimientos son más pronunciados.
    - El bebé comienza a buscar su posición definitiva.
    - El corazón del feto late a unos 140 latidos por minuto.
    - Ya es capaz de abrir los ojos completamente.
    - Juega con el cordón umbilical.
    - Se chupa mucho el dedo. 
    - El feto también sueña.



8.      Octavo mes de embarazo: 35 semanas de embarazo.
Al final del penúltimo mes de esta etapa prenatal el feto medirá unos 47 cm y pesará unos 2,5kg aproximadamente.
En este octavo mes, el futuro bebé se acomodará en la que será su última posición, e irá girando sobre sí mismo y flexionando y extendiendo brazos y piernas. Su peso irá aumentando rápidamente. Además, traga el liquido amniótico y orina mucho (los desechos del feto se  filtran por la placenta cada día). Sus huesos y articulaciones son muy flexibles para adaptarse al canal del parto. Y el feto ya puede ver.


9.      Noveno mes de embarazo: 39-40 semanas de embarazo.
En este último mes el feto seguirá cogiendo fuerza y ganando peso y tamaño para afrontar con éxito el parto (etapa perinatal) y su vida fuera del útero (etapa postnatal). 
En estas últimas semanas de la etapa prenatal, el futuro bebé acumulará grasas que le ayudarán en el momento del parto compensando la pérdida de calor. La calidad del surfactante es cada vez mejor para que el bebé pueda respirar fuera del útero. Su piel ya no es tan roja y arrugada, y ha perdido todo el lanugo. Poco a poco se va encajando en la pelvis de su madre.




Para finalizar la descripción psicomotriz de esta etapa prenatal, podemos añadir varias cosas:

  •  En los casos de embarazos múltiples (gemelos, trillizos…) el desarrollo que se produce en los fetos tanto físico como psicomotriz es el mismo que hemos descrito. Con la diferencia de que esos futuros bebés comparten el espacio, por lo que llevaran a cabo movimientos mucho más pequeños que los que hará un bebé solo en la placenta.

  • Además no hay que olvidar que existen muchos factores que pueden influir en esta etapa prenatal haciendo que el futuro bebé nazca con serios problemas que pueden afectarle para el resto de su vida. El más importante es su genética, la genética que hereda, ya que esta es la que le marca “obligatoriamente” como va a ser, pudiendo heredar algún problema o enfermedad. Otros factores influyentes quizás más  secundarios, pero igual de importantes, son, por un lado, las enfermedades que pueda coger la madre durante su embarazo (la rubeola, la toxoplasmosis, cualquier enfermedad infecciosa, falta de ácido fólico…) y, por otro, el estilo de vida que lleve, que tome sustancias tóxicas y que su estado emocional sea malo (estrés, depresión…) van a influir de manera negativa en el feto. 

  • Como señalamos en la entrada anterior, tanto antes como después del nacimiento el desarrollo procede de acuerdo con dos principios fundamentales: el principio de la Ley Céfalo-caudal y el de la Ley Próximo-Distal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada